Va de comunicación.

Blog personal de Josías De La Espada Sempris

Posts Tagged ‘industria musical

Cae la venta física de música, otra vez (… y lo que queda)

with 2 comments

Sinceramente, no sé si será posible algún tipo de notable recuperación. Por un lado entiendo que debemos asimilar una evolución natural del mercado, pero por otro lado entiendo la preocupación por parte de algunos destacados del sector.

Un caída de 30.5% es vertiginosa. Con respecto al primer trimestre de 2008, el de este año se ha visto algo tocado por motivos tales como la piratería, la apuesta digital, nuevos canales “gratuitos” de distribución y, cómo no, cambios en la percepción de valor de los contenidos musicales. En defintiva, nada nuevo.

La venta de música cae. Según informa Promusicae, el sector obtuvo unos ingresos de 126.2 millones de euros en el primer trimestre de 2008, mientras que en el mismo periodo de 2009 se produjo un descenso de 30.5, es decir 87.7 millones de euros. Si nos centramos en el mercado físico, tenemos que las ventas se sitúan en torno a los 72.4 millones de euros, es decir, 35.1% menos que en 2008.

El mercado digital en España sí ha visto algo de crecimiento, ni más ni menos que 68% con respecto al pasado año, que traducido al lenguaje moderno son unos 7.1 millones de euros. No obstante, sigue siendo poco para la cantidad de música que todos sabemos que escuchamos, la cuestión es cuánto de lo escuchado es “legal”.

Está claro que hay que buscar fórmulas que nos mantengan a todos contentos, aunque, pensándolo bien, no siempre tienen que estar todos contentos. Tal como dice el libro más vendido de la historia, “el obrero es digno de su salario”, ¿no?

Bueno, aún así, no hay excusa que valga y hay que buscar fórmulas creativas para monetizar la actividad de los artistas, dentro y fuera del escenario.

Ver documento Mercado físico y digital 1º trimestre de 2009 de Promusicae.

Written by Josías De La Espada Sempris

17 septiembre 2009 at 4:17 pm

La mejor baraja: creatividad para vender música.

with one comment

No para de evolucionar y aún nos queda mucho por recorrer. La industria musical se ha visto inmersa en un torbellino intenso en los últimos años, fruto de cómo han cambiado nuestro hábitos de consumo. Vinilos, Cassettes, Discos Compactos, MP3, e incluso pequeñas gotas dentro de la gran nube han sido evoluciones naturales del proceso.

Al igual que los formatos, la forma de hacer llegar la música a nuestros oidos se ha transformado por completo, y con ello los distintos modelos de negocio que soportan todas las iniciativas. ¿Cuál es el futuro de los productos musicales? Esa es la pregunta a la que intenta responder la firma Forrester Research a través de un reciente reporte: Music Release Windows: The Product Innovation That The Music Business Can’t Do Without.

La investigación destaca que los lanzamientos musicales tendrán lugar en tres fases.

  1. Semana 1: Lanzamiento del producto. Disponible para usuarios premium, operadores móviles, proveedores de Internet.
  2. Semana 3: Lanzamiento disponible a través de tiendas masivas, online y offline, así como emisoras de radio.
  3. Semana 6: Los temas musicales estarán en plataformas cuyo modelo de negocio se base en publicidad.

Forrester report

Mark Mulligan, Vice President and Research Director with Forrester Research, sostiene que el gran reto radica en convencer a los consumidores de que vale la pena regresar a los viejos tiempos y pagar por la música. En este sentido, argumenta que la percepción de -pérdida de- valor que hoy día tenemos de la música surgió con el nacimiento de Napster, y que la industria debe generar valor a través de servicios atractivos y cierta “escacez” de la música, de ahí las fases de lanzamientos.

La creatividad se ha convertido en una de las barajas más rentables en los últimos años. En contraposición a este juego tenemos que, ante los históricos cambios de formato y de formas de mostrar contenidos, los artistas aún siguen creando álbumes, tal como ocurre desde hace 100 años. Es, en la práctica, una especie de requisito no impuesto a la hora de crear música.

En este sentido, la firma propone un cambio más allá de la vestimenta de cada creación, donde se establezca una relación entre los artistas y sus fans, en la cual los primeros crean contenido creativo de forma constante.

Aplicaciones para móviles, conciertos exclusivos en cruceros o incluso calzado, sin hablar de la cantidad de contenido para videojuegos o su paso a la gran pantalla, son algunas de las propuestas creativas que van más allá de las ondas. Así mismo, el despliegue de las agrupaciones y solistas en redes sociales les permiten mantener una relación mucho más estrecha con sus seguidores, dentro de un mismo “ecosistema”. Es así como el informe preliminar del académico Dave Carter muestra que los artistas más implicados en redes sociales como Facebook, Twitter, Myspace, entre otras, obtienen mayores ingresos.

Desde luego, la industria musical sin creatividad no llegará a ningún sitio, pero si esta no se monetiza menos aún. En medio de la marea se quedan las pequeñas agrupaciones y una cantidad importante de personas con talento que no entienden de procesos de lanzamiento y en muchos casos viven una estrecha/esporádica relación con sus fans, cuando en realidad alimentan los oidos de multitud de personas en todo el mundo.

Written by Josías De La Espada Sempris

12 septiembre 2009 at 4:16 pm

¡Cómo vender discos!

leave a comment »

Es más que evidente, y tampoco necesita muchas explicación. La industria musical no ha dejado de evolucionar en los últimos 10 años, no obstante parece que vive una especie de purgatorio transición forzada que no termina de definirse por varios motivos.

Leo en Elmundo.es que un 11,3% de tiendas de discos cerró entre diciembre de 2007 y mayo de 2009. Es decir, en el primer periodo se contabilizaron 974 tiendas, mientras que en el segundo 864.

¿La comunidad campeona?

  1. Baleares (18.7%)
  2. Navarra (17.6%)
  3. Madrid (15.7%)
  4. Cataluña (14.8%)

En valores absolutos tendríamos una mini-victoria para Cataluña y Madrid, con 34 y 11 negocios menos, respectivamente.

¿Qué está pasando? Entre otras cosas, estamos viviendo un momento determinante para el sector.

  1. Mayor acceso a dispositivos móviles.
  2. Más personas con ordenadores personales (sobremesa y portátiles).
  3. Abaratamiento de todas estas tecnologías.
  4. Sin duda alguna, la piratería; aunque, curiosamente, en las últimas comunidades mencionadas se persigue de forma más notoria que en otras.
  5. Nuevas plataformas de distribución digital y streaming: Last.fm, Napster, Amazon mp3, Nokia Music Store, iTunes, Emusic, Pixbox, Pandora, Rockola, Yes.fm, etc.
  6. Menos miedo a pagar online, vía tarjeta bancaria, paypal e incluso a través del móvil.
  7. Obviamente, predisposición a nuevos formatos (mp3, etc.) frente al formato tradicional (CD).
  8. Cultura de la música online. Fenómeno en varias ocasiones apoyado por los mismos distribuidores y estrategas del sector, a veces a través de plataformas como Myspace.
  9. Cada vez resulta más difícil vender un disco. Los usuarios cada vez están menos dispuestos a pagar “únicamente” por un disco, y “exigen” valor añadido. En este sentido, es imperativo invertir en el “branding” de cada artista, punto en el que las redes sociales e Internet en general constituyen unas herramientas necesarias para gran parte del sector.
  10. No es barato hacer copias de discos, tampoco distribuirlo. Para muchos grupos el ROI es lento. Los conciertos se han convertido en la principal tienda física de la industria, o esa es por lo menos mi opinión.

Así no queda otra que ponerse las manos en la cabeza y pensar ¡cómo vender discos!

Written by Josías De La Espada Sempris

23 junio 2009 at 3:08 pm