Va de comunicación.

Blog personal de Josías De La Espada Sempris

Posts Tagged ‘comunidades

El valor de la comunidad 2.0

leave a comment »

Siempre se ha dicho, según Luís Suárez, Manager y community builder specialist & social computing evangelist en IBM, que las redes sociales son algo adicional al trabajo cotidiano. Pero, ¿lo son?

Luís Suárez aportó su “granito” de arena en Evento Bllog 2008 a través de la charla Servicios y Tecnología 2.0 en la Empresa. Quizás, en vez de hablar de “granito” podríamos hablar de algo así como una “roca”, ya que es un tema todavía muy desconocido por muchos profesionales, y he de reconocer que aún me falta muchísimo por aprender en este sentido.

Según Luís Suárez no. “El correo electrónico no funciona”. Hay pocos filtros. Ayuda a perder el tiempo. Cientos de e-mails sin contestar y otros cientos en la basura. Retraso en procesos de aportación colectiva.

El contenido ya no es el rey; nunca ha sido el rey. Eso es lo que opina Suárez. Porque cuando estás documentando algo, en el momento que le das a borrar o enviar ya está desfasado. Siempre podremos añadir más información, con lo cual ésta siempre crece constantemente.

Las herramientas de social media permiten que esta información no se quede estancada en la conversación bidireccional entre un remitente y un receptor, por ejemplo a través del correo electrónico. Cada herramienta tiene su utilidad. El correo es, según Suárez, una herramienta de comunicación privada. Pero, precisamente esa gran facultad imposibilita que crezcamos todos juntos en torno a comunidades y que por lo tanto avancemos alrededor de temáticas concretas.

El gran valor de las comunidades sociales entorno a herramientas de comunicación social radica en la gran capacidad de generar confianza y aportar valor a la información y comunicación. Es decir, cuanto más me conozcan los miembros de la comunidad, más confianza habrá. Esto permitirá que, en definitiva, prestemos más atención a aquellas personas que forman parte de ese “pequeño” “círculo de confianza” y que la información presente y venidera sea enriquecida de forma constante y relevante.

Esta confianza no sólo afecta a la realidad entre nuestros amigos, sino también a colegas del trabajo e incluso a clientes. La gestión adecuada de estas herramientras podríamos traducirlas así en una inversión a medio y largo plazo en información de valor, relaciones de valor e igualmente en resultados económicos de valor.

¿Entendí bien?

Lo sabido: Facebook como canal de comunicación.

leave a comment »

No es una novedad, y se ha escrito sobre ello hasta la saciedad. Yo, para variar, quiero soltar un par de líneas sobre ello a modo de reflexión de cosas ocurridas en los últimos días que simplemente me impactaron.

Este fin de semana estuve en Antequera (Málaga) en una especie de cortijo con un grupo de unos 60 jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y los 32 años más o menos. Entre amigos y buenos conocidos compartimos un tiempo más que interesante en el que se nos propuso, entre otros, un reto que me llamó muchísimo la atención.

La primera pregunta fue la siguiente: “¿cuántos de ustedes tienen Facebook?”. Pocas fueron las manos que se quedaron abajo. Entre murmullos y demás historias, la siguiente pregunta giraba entorno a cuál era la forma más fácil de comunicar algo a nuestro grupo de amigos en Facebook de forma tal que todos se enterasen de cosas concretas. Una mayoría importante votó por el famoso “¿Qué estás haciendo ahora?”, otros prefirieron las notas, y otros comentaron algo del muro que no entendí.

Bien, a continuación se propuso el reto: leer un capítulo diario del libro bíblico de Proverbios y decir cuál de los versículos nos impactaron de una u otra forma.  Es uno de los libros más conocidos de la Biblia, sobre todo por sus consejos entorno a la sabiduría, inteligencia, respeto, honor, conocimiendo de Dios, honestidad… y muchos de los valores en los que se basan muchas de las filosofías, técnicas, libros, historias…, que nos encontramos a diario. Llevo tiempo dándole vueltas a muchas de estos aspectos.La mayoría de los asistentes eran extranjeros, norteamericanos, lo que acentuaba la presencia de “facebookeros”, y casi todos lo aceptaron. Yo me uní a la iniciativa (esperemos que lo logre :)).

Hace un par de semanas leí un post sobre las diferencias entre una red social y una comunidad. No logro recordar dónde lo leí, pero googleando un poco di con un post de Denker Urben que incluía una frase que no tiene desperdicio:

Tal vez la mayor diferencia entre una red social y una comunidad online es la fortaleza de los lazos entre los participantes; en una red social, y en esto Amy Jo Kim tiene toda la razón, si borrás tu perfil o desapareces nadie te va a extrañar pero en una comunidad la partida de un miembro siempre se siente como una pérdida.

En este sentido, vemos cómo las redes sociables facilitan enormemente tareas de comunicación como la citada anteriormente entre grupos de personas que ya se conocen y tienen un contacto dentro de una red social, de forma tal que forman comunidades.

Las redes sociales ofrecen la oportunidad de conectar a personas de todo el mundo, en función de sus gustos, necesidades, habilidades y caprichos. Hemos pasado de una comunicación online unidireccional a una bidireccional, que proporciona feedbacks relevantes entre las personas.

En este sentido, hace unas semanas leí en un post de Carlos Blanco una breve reflexión que hacía Icaro Moyano de Tuenti en Blogs la Conversación el pasado 16 de octubre sobre las redes sociales: son redes de contactos locales, formadas por personas que se conocen.

Eso potencia el evidente éxito que han tenido como herramienta real de comunicación interpersonal. Motivo por el cual se propuso el reto que comentaba sobre Proverbios.

En fin, el versículo elegido para hoy es:

Oirá el sabio y aumentará el saber, y el entendido adquirirá consejo,…Proverbios 1:5 (Versión Reina Valera 1960).

Creo que resume a la perfección cómo debe ser cualquier persona que aspire a crecer, a conocer, a entender, a enseñar, a emprender. A veces no hace falta leerse un buen montón de libros y, como las buenas imágenes, con una frase a veces tienes broches de sobra. Minipunto para Salomón.

Ya no seguirá posteando sobre Proverbios por aquí, sino entre mis contactos en Facebook, o eso por lo menos eso creo. De todas formas, sí recomiendo al primer curioso que pase por aquí que se atreva a echarle un vistazo, porque realmente vale la pena.