Va de comunicación.

Blog personal de Josías De La Espada Sempris

Posts Tagged ‘blog

Blog de Sezion

leave a comment »

Hace muy poco lanzamos el Blog de Sezion.  Desde que estamos en Madrid no paramos. Estar enWayra, aceleradora de negocio de Grupo Telefónica, está siendo realmente productivo. Queremos contar parte de nuestro día a día, novedades del sector, curiosidades…

Recuerda que puedes seguirnos en Twitter, en nuestra página de Facebook y ahora, por supuesto, en nuestro blog.

Written by Josías De La Espada Sempris

20 diciembre 2011 at 2:03 pm

Publicado en Redes sociales, Sezion

Tagged with ,

La “verdadera” cara: el blog “corporativo” (II)

with one comment

Aunque a estas alturas la lluvia ya tiene otro sabor, Social Media S.L. encargó el año pasado un estudio sobre la influencia de los blogs online y offline en lo referente a la relevancia de la información, la influencia en la decisión de compra así como la generación de marca y la percepción del mensaje publicitario. Aunque no siempre soy fan de estos estudios, a continuación algunos datos interesantes que atañen a la realidad española:

  1. La audiencia de los blogs continúa creciendo con un 77.8% de usuarios de Internet en España leyendo blogs.
  2. Los grandes mimados por las marcas, los influenciadores, suponen el 10% de la población total.
  3. La influencia de estos últimos va más allá de la red.
  4. El contenido de los blogs es relevante para el consumidor, y además juega un papel fundamental en el proceso de compra.
  5. Propician notoriedad publicitaria.

Quizás los datos hoy día hayan cambiado drásticamente, pero la realidad a la que apelan creo que es muy similar, así como los objetivos de los blogs (ventas/marketing, notoriedad corporativa, feedback/atención al cliente y soporte…).

La cuestión es que, por gracia o desgracia, al final vemos que muchos blogs corporativos constituyen la verdadera cara de muchas empresas.

¿Cosas que debemos tener en cuenta? Entre muchas otras:

  1. A quién nos dirigimos.
  2. Cómo presentamos la información (a nivel de textos y diseño).
  3. Qué recursos vamos a utilizar (RSS, imágenes, videos, etc.).
  4. Periodicidad. Desde mi punto de vista, no tiene que ser todos los días pero sí regularmente y con información de interés. Es como cuando eliges los temas que tocarás en un concierto: subes intensidad, bajas intensidad, subes intensidad. Ahora, esto aplicado no a la calidad de los contenidos, sino a la frecuencia y a los puntos tratados.
  5. Promoción, recordando que los mejores “publicistas” del blog serán los lectores.
  6. Interacción (qué herramientas se utilizarán).
  7. Objetivo. Esto determina los contenidos y todo lo expuesto. La famosa “regla” de 10/1 (algo así como 10 contenidos relevantes para el lector, 1 de autopromoción) no vale de nada si nada se hace con naturalidad; eso lo percibe el lector. 
  8. Autor. Detrás de todo blog hay una persona, más que una institución o empresa en sí, ¿quién es la adecuada y por qué?

En cuanto a la regla 10/1, quién mejor para explicarla que su autor, Fernando Polo:

Se trata de crear un blog de empresa que no se centre 100% en sí misma, sino que busque el contexto informativo en el que se mueve la marca. Que halle su nicho y cree un pequeño medio de referencia para un grupo reducido -pero importante- de personas. Y a partir de ahí, por cada 10 historias de interés general sobre la temática escogida, podemos “colar” un artículo puramente promocional. A cambio del valor que entregamos, nuestra audiencia estará encantada de prestar atención (divino tesoro) a nuestro post “de autobombo”.

Dos ejemplos del sector, aplicados a la realidad española:

Sigo varios blogs sueltos y, en lo referente a lo que trato en este post, hay uno que generalmente me gusta. Rodolfo Carpintier representa la cara visible de DAD, una incubadora de negocios online, y así lo demuestra en el blog coporativo y personal. Combina promoción de la empresa, experiencias de valor para emprendedores del sector, opinión, actualidad… y en definitiva, potencia el valor de la empresa a través de la comunicación.

En contraposición, todavía me cuesta creer que una empresa del sector no aporte más, como sé que podría.

Social Media para tu empresa

leave a comment »

No pude evitar leer de principio a fin una de las entradas del blog de eTc, “Como lograr vender un proyecto de Social Media en tu empresa”. El motivo es más que evidente, cómo más que evidente es la respuesta. De hecho, empezaré por comentar cómo termina la entrada del autor: “Un principio con el que intentar convencer a los jefes que tienen la última decisión, de que se quiten de una vez la venda de los ojos”.

Sencillamente cierto. Los Social Media se han convertido en la respuesta directa de las personas de a pie de nuestros días para comunicarse de forma efectiva y eficiente en su relación con otros día a día. Por ello, aunque dependerá del producto, de los objetivos, del target en cuestión, del tipo de empresa y de otras variables, las empresas de HOY no deben quedarse atrás en la utilización de todas aquellas herramientas que maximicen un contacto casi directo con aquellas personas que, al final y al cabo, son las supuestas protagonistas.

Nuestra sociedad intenta día a día conectar con otras personas como ellos; con sus inquietudes, dudas, sugerencias, éxitos, fracasos, todo aquello que los hace aún más sociables, a pesar de que utilizan un medio de comunicación que durante años muchos expertos han tachado de “frío, distante…

¿Qué mejores herramientas que aquellas que componen las técnicas de social media? Hablamos de los blogs corporativos, de las redes sociales (internas, externas, abiertas, cerradas), o tantas como haya. En cuanto a los blogs coporativos, seguro que más de uno ha leído alguna crítica tajante sobre su utilidad y bla bla bla, pero el problema no está en formato como tal, sino en el fin que muchas empresas pretenden darle. Es como si, simplemente, cambiaran un anuncio en prensa a toda página por el de una entrada en el blog corporativo. Olvidan sin más que los tiempos han cambiado y que los consumidores somos algo más astutos que antaño y que ahora, en la gran mayoría de los casos, sabemos hacer lo que ellos intentan hacer.

En cuanto a las redes sociales, tampoco es cuestión de hacer lo que muchísimas empresas están haciendo, sea por rentabilidad económica directa o bien por hacer que sus marcas “conecten” con sus públicos objetivos: redes sociales por doquier. Muchas veces no cuestión de construir sin más, sino más bien de aportar, de incorporarse, de sumarse, de formar equipo con las herramientras que ya funcionan y están siendo utilizadas por otras compañías. Ahora bien, si tu competencia está de lleno en el sector, ojo al apunte, busca soluciones que no signifiquen copiarse, sino mejorar y aportar verdadero valor en función de lo que Fulanito y Menganito quieren, no en función de tus caprichos como responsable de dicha estrategia o simplemente porque todos lo hacen.

Comunicar a través de los Social Media es realmente barato, si lo comparamos con los medios tradicionales (llámense prensa impresa, radio, televisión, y, por qué no, meter banners por todas partes). Los mensajes a través de las redes sociales y herramientas similares fluyen de forma natural (o por lo menos eso se espera si se hace bien), espontánea, y al ritmo de la gente.

Lo importante es pensar en estrategias que permitan ayudar a alcanzar objetivos concretos. Comunicar por comunicar, o hacer el intento de, no es muy rentable que digamos, y no hablo solamente de dinero. Las empresas inteligentes deberían remplantear muchas de sus estrategias de comunicación para maximizar el impacto hacia aquellas personas que realmente les interesa, invertir en conocerlas, escucharlas y entonces actuar de la forma más efectiva en función de lo obtenido. Esa es la clave, que muchas veces se torna desafinada con demasiados anunciantes.

Lo espontáneo de los mensajes a través de las social media es otra buena razón por la cual una empresa podría plantearse la entrada en este mini mundo. La gente habla, intercambia, crea, opina, proyecta, en tiempo real, pausadamente, a su ritmo, pero nunca para.

la clave es simplemente ir donde están los clientes, no obligarlos a venir. Ahora bien, si damos aquello que el señor cliente quiere y así viene…

Written by Josías De La Espada Sempris

5 agosto 2008 at 7:33 pm