Va de comunicación.

Blog personal de Josías De La Espada Sempris

Posts Tagged ‘biblia

Lo sabido: Facebook como canal de comunicación.

leave a comment »

No es una novedad, y se ha escrito sobre ello hasta la saciedad. Yo, para variar, quiero soltar un par de líneas sobre ello a modo de reflexión de cosas ocurridas en los últimos días que simplemente me impactaron.

Este fin de semana estuve en Antequera (Málaga) en una especie de cortijo con un grupo de unos 60 jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y los 32 años más o menos. Entre amigos y buenos conocidos compartimos un tiempo más que interesante en el que se nos propuso, entre otros, un reto que me llamó muchísimo la atención.

La primera pregunta fue la siguiente: “¿cuántos de ustedes tienen Facebook?”. Pocas fueron las manos que se quedaron abajo. Entre murmullos y demás historias, la siguiente pregunta giraba entorno a cuál era la forma más fácil de comunicar algo a nuestro grupo de amigos en Facebook de forma tal que todos se enterasen de cosas concretas. Una mayoría importante votó por el famoso “¿Qué estás haciendo ahora?”, otros prefirieron las notas, y otros comentaron algo del muro que no entendí.

Bien, a continuación se propuso el reto: leer un capítulo diario del libro bíblico de Proverbios y decir cuál de los versículos nos impactaron de una u otra forma.  Es uno de los libros más conocidos de la Biblia, sobre todo por sus consejos entorno a la sabiduría, inteligencia, respeto, honor, conocimiendo de Dios, honestidad… y muchos de los valores en los que se basan muchas de las filosofías, técnicas, libros, historias…, que nos encontramos a diario. Llevo tiempo dándole vueltas a muchas de estos aspectos.La mayoría de los asistentes eran extranjeros, norteamericanos, lo que acentuaba la presencia de “facebookeros”, y casi todos lo aceptaron. Yo me uní a la iniciativa (esperemos que lo logre :)).

Hace un par de semanas leí un post sobre las diferencias entre una red social y una comunidad. No logro recordar dónde lo leí, pero googleando un poco di con un post de Denker Urben que incluía una frase que no tiene desperdicio:

Tal vez la mayor diferencia entre una red social y una comunidad online es la fortaleza de los lazos entre los participantes; en una red social, y en esto Amy Jo Kim tiene toda la razón, si borrás tu perfil o desapareces nadie te va a extrañar pero en una comunidad la partida de un miembro siempre se siente como una pérdida.

En este sentido, vemos cómo las redes sociables facilitan enormemente tareas de comunicación como la citada anteriormente entre grupos de personas que ya se conocen y tienen un contacto dentro de una red social, de forma tal que forman comunidades.

Las redes sociales ofrecen la oportunidad de conectar a personas de todo el mundo, en función de sus gustos, necesidades, habilidades y caprichos. Hemos pasado de una comunicación online unidireccional a una bidireccional, que proporciona feedbacks relevantes entre las personas.

En este sentido, hace unas semanas leí en un post de Carlos Blanco una breve reflexión que hacía Icaro Moyano de Tuenti en Blogs la Conversación el pasado 16 de octubre sobre las redes sociales: son redes de contactos locales, formadas por personas que se conocen.

Eso potencia el evidente éxito que han tenido como herramienta real de comunicación interpersonal. Motivo por el cual se propuso el reto que comentaba sobre Proverbios.

En fin, el versículo elegido para hoy es:

Oirá el sabio y aumentará el saber, y el entendido adquirirá consejo,…Proverbios 1:5 (Versión Reina Valera 1960).

Creo que resume a la perfección cómo debe ser cualquier persona que aspire a crecer, a conocer, a entender, a enseñar, a emprender. A veces no hace falta leerse un buen montón de libros y, como las buenas imágenes, con una frase a veces tienes broches de sobra. Minipunto para Salomón.

Ya no seguirá posteando sobre Proverbios por aquí, sino entre mis contactos en Facebook, o eso por lo menos eso creo. De todas formas, sí recomiendo al primer curioso que pase por aquí que se atreva a echarle un vistazo, porque realmente vale la pena.

Anuncios

…y tampoco es por el queso

with one comment

Siguiendo el consejo de mi amada madre, le eché un vistazo a ¿Quién se ha llevado mi queso? de Spencer Johnson. Ya era hora de leerlo, porque el pobre llevaba algún tiempo entre otros tristes libros que esperan a ser leídos.

Lo cierto es que es un libro fácil de leer, en unas cuantas sentadas se lee, entiende y comparte. La verdad que dice no es absolutamente reveladora, pero sí resulta curiosa la redacción del libro, la facilidad con la que nos comparte el tema central a través de metáforas y otros recursos.

Creo que todos sabemos que no debemos quedarnos estancados, pero a veces necesitamos un empujón para darnos cuenta de dónde estamos. La vida exige crecer constantemente, sea el sector que sea, el plano que sea; personal, profesional, etc.

Editorial Empresa Activa

Editorial Empresa Activa

¿Quién se ha llevado mi queso? nos invita a darnos cuenta de que en esta vida todo cambia. Desde el mundo de los negocios, hasta la situación o contexto más personal. Ante esos cambios, la única forma de progresar, y por tanto salir adelante, es abrir los ojos, moverse, actuar, no quedarse de brazos cruzados e ir agarrados de la mano del “cambio” para cazar nuevas oportunidades, objetivos y metas de forma constante.

Para no ser más original que nadie, cito a continuación parte de la descripción que hacen del libro nuestros amigos de Amazon:

“Había una vez dos ratoncitos y dos hombrecillos que vivían en un laberinto. Estos cuatro personajes dependían del queso para alimentarse y ser felices. Como habían encontrado una habitación repleta de queso, vivieron durante un tiempo muy contentos. Pero un buen día el queso desapareció…

Esta fábula simple e ingeniosa puede aplicarse a todos los ámbitos de la vida. Con palabras y ejemplos comprensibles incluso para un niño, nos enseña que todo cambia, y que las fórmulas que sirvieron en su momento pueden quedar obsoletas.”

Es una lectura amena, bastante recomendable para ratos libres, y para cuando busquemos algún mini incentivo para saber cómo animarnos y dar pasos que nos permitan adaptarnos a este mundo que no deja de dar vueltas. (Y eso lo hace aún más divertido). Otro muy recomendable es, directamente, la Biblia (nos habla de negocios, familia, retos, éxitos, fracasos, inversiones, comunicación, la primera gran campaña de comunicación de la historia que perdura hasta nuestros días…).

Al fin y al cabo no es por el queso, ni por el café, sino más bien por nuestra determinación, elección, empeño, y claro esto, en qué ponemos nuestra confianza.

Written by Josías De La Espada Sempris

8 agosto 2008 at 11:52 pm