Va de comunicación.

Blog personal de Josías De La Espada Sempris

Archive for the ‘invertir en personas’ Category

Gente que vale la pena conocer

with one comment

Llegamos hace un par de horas y, como decía a mis contactos en Facebook, estoy “mo li do”. Generalmente no suelo contar mucho de mi vida personal, que para algo es mía, pero este fin de semana ha sido bastante interesante. El viernes tuvimos un accidentado concierto: al primero grupo, Método de Kramer, se le fue el generador en la segunda o tercera canción, ello nos obligó a recortar algo así como una hora de programa.

Finalmente Blue·m tocamos unos cuatro temas y, como comenté en el post anterior, acompañamos a Julián Candón en tres temas de su nuevo disco “Cien denarios”. Lo que no sabía es que su disco acaba de salir del horno  y que, para bien o para mal, le dimos las primeras cuchararas. Vale la pena escucharlo, excelente trabajo.

Esta madrugada estuvimos en Arcos de la Frontera (Cádiz). Isaías, uno de los guitarrista de Blue·m, y yo acompañando a Julián en un acústico básico. La experiencia no tuvo desperdicio. Después del concierto del viernes fuimos a dicho pueblo (más o menos a una hora y media desde Sevilla),  donde descansamos en casa de Julián y lo cierto es que nos atendieron como reyes. Por la mañana, ensayo, que continuó más adelante en la discoteca del concierto. Después del concierto un par de refrescos (por eso del hielo) y luego fuimos a saludar a la almohada unas dos horas, para luego regresar a Sevilla.

Algo que me gustó del tiempo en Arcos de la Frontera fue ver el apoyo familiar hacia Julián. Padres, hermanas (una de ellas en coros), mujer e hijos, así como amigos… Varios cargando equipo, montando y desmontando y, cómo no, en primera fila.

Ha sido un fin de semana realmente cansado, pero para estos días no pude haber hecho mejor inversión. Conocimos a gente que vale la pena conocer y, pese a la paliza, pasamos buen tiempo.

Anuncios

Written by Josías De La Espada Sempris

9 agosto 2009 at 10:16 am

Obsesión por el cliente

with one comment

Recientemente Amazon anunció la compra de Zappos por la asombrosa cantidad de $847.000.000. Increible. Según Seth Godin, ese par de dólares viene justificado por los siguientes puntos:

  1. Una cultura empresarial diferente (donde gente genial decide trabajar).
  2. Relaciones con nuevos clientes establecidas mediante permiso.
  3. Un modelo de negocio remarcable, que da de qué hablar.
  4. Una historia que se expande.
  5. Liderazgo.

Durante años se ha criticado el desempeño de Amazon en el mercado. En la actualidad, la empresa se ha transformado en un híbrido global online/offline que ofrece soluciones más allá de tener un libro/cd/dvd en casa.

Jeff Bezos se pronuncia en un video corporativo sobre la compra de Amazon y explica los factores clave del éxito de la compañía. Después de haberlo visto, añadiría un sexto punto a la lista de Seth Godin: obsesión por el cliente. En el video, Bezos resume “todo” lo que, según dice, sabe de comercio electrónico. Obviamente, sabe más, pero se explica muy bien y sirve para tomar nota:

  1. Céntrate en el consumidor. “Obsees over customers”. Según Bezos, entre la obsesión por los competidores y la obsesión por los clientes, siempre han elegido al cliente. Bueno, tampoco es a rajatabla, pero sí han hecho grandes esfuerzos por conocer más al cliente y ofrecerle “lo que quiere” cuando supuestamente quiere. Tal como comenta Bezos en el video, este fue uno de los factores claves que motivó la adquisición de Zappos. Una marca líder en el detalle hacia sus clientes, empleados y hacia ella misma. Todo esto se traduce en varios dígitos seguidos por un punto. Una inversión a largo plazo.
  2. Factor clave para que Amazon la comprara: su obsesión por los clientes y empleados. La compañía seguirá utilizando su marca tras la compra.

    Tony Hsieh, CEO y fundador de la Zappos. Factor clave para que Amazon la comprara: su obsesión por los clientes y empleados.

  3. Inventar, crear. Es importante escuchar al consumidor, pero no siempre dirá todo. Por lo tanto, es importante inventar en beneficio del consumidor. Así surge, por ejemplo, Kindle, o Amazon S3, etc. Es la cultura de la innovación. En este sentido, Rodolfo Carpintier apunta “Es importante el cambio de paradigma para avanzar pero sólo si éste beneficia al cliente. Cambiar porque parezca que hacemos algo puede ser desastroso”.
  4. Pensar a largo plazo. Durante años Amazon ha sido criticada por no obtener, aparentemente, todo el beneficio que debía. Bezos piensa que toda empresa que quiera ser innovadora y centrarse en el cliente debe aprender a pensar a largo plazo.
  5. Siempre es el día 1. Un nuevo día para estar pendientes de qué quiere el cliente, una nueva oportunidad para innovar, e incluso me atrevería a decir que es un nuevo día para corregir errores y continuar por nuevas líneas. En definitiva, para continuar.

Además de lo dicho, el video en sí es una pieza de comunicación corporativa que, a mi entender, busca:

  1. Explicar por qué Amazon adquiere Zappos.
  2. Transmitir la filosofía empresarial de Amazon.

Un tono desenfadado, en un ambiente relajado, hablando desde la humildad de la experiencia… Una clase en menos de 10 minutos que expresa bajo la premisa de la síntesis factores determinantes en los negocios online.

Tomo nota.

10 consejos sobre cómo gestionar un equipo (Jesús Encinar)

leave a comment »

Es probable que te interese. Jesús Encinar arroja 10 consejos sobre cómo gestionar un equipo en su  Blog. Vale la pena echarle un vistazo.

Written by Josías De La Espada Sempris

6 julio 2009 at 11:59 pm

Equipo

leave a comment »

Los que me conocen mejor saben que me apasiona la música. Desde hace cinco o seis años toco batería en Blue·m. Ha sido una experiencia sin ningún tipo de desperdicio. Conocer gente, hacer muy buenos amigos, visitar varios sitios, cansados pero divertidos fines de semana de ensayo… montar y desmontar, muchas horas de coche (y ellos de avión cuando fueron a EEUU) y, por supuesto, los directos y grabar un disco… Un privilegio.

Otro gran privilegio ha sido aprender muchos tips de liderazgo de equipos de la mano de personas claves como Jonathan Mckinley, quien lidera la banda, e incluso de Miguel Ángel Cano, Juanjo Chaparro y otros, todos relacionados con la industria.

Hace un año y medio dedicí regresar al barco de la aventura online e iniciar un proyecto junto con un amigo. Ha sido un periodo cansado pero muy gratificante. De forma natural, según creo, asumí el liderazgo del proyecto y poco a poco me he dado cuenta de que muchas de las cosas que aplico las he aprendido de los buenos líderes que he tenido en mi entorno.

Si bien es cierto que hay liderazgos y liderazgos, en mi caso es hacer todo lo posible para que nuestro proyecto salga adelante. El proyecto lo iniciamos dos personas y pasamos meses buscando a otras que cumplieran con el perfil que buscábamos. Algunos puntos que considero clave desde la poca experiencia:

  1. Es una decisión. De lo contrario nunca se llega al interior de la piñata.
  2. Es necesario que las personas del equipo asuman tu rol, aunque sean tus amigos.
  3. Unido a esto, es importante que todos asuman su papel. De lo contrario no se avanza.
  4. Es fundamental delegar. En nuestro caso, inicialmente hemos dividido las funciones en tres grandes áreas: Dirección de arte y creatividad, Comunicación y Marketing, tecnología. O, dicho de otra forma: toda la parte de creatividad, todo lo que tiene que ver con hacer rentable el proyecto y crear el producto, y todo lo que tiene que ver con ceros, unos y tecnología.
  5. Motivar. Velar por el estado anímico del equipo, invertir en el interés, invertir en pasar tiempo con ellos incluso fuera de las reuniones de proyecto… Hay días muy duros, temporadas cansadas a nivel personal y profesional, pero hay que seguir adelante. Un buen equipo se implica en este apartado, no es responsabilidad exclusiva del “líder”, o por lo menos esa es mi opinión. Transmitir cuando se ha avanzado o incluso cuando una persona relevante está dispuesto a echar una mano en el proyecto. Felicitar por el buen trabajo hecho, meter caña cuando hay que trabajar más…
  6. Implicación. Muy relacionado con el punto anterior. La semana pasada estuvimos los tres en Iniciador Granada. En el tiempo de networking escuché a mis compañeros hablando con otro de los asistentes sobre nuestro proyecto. Se veían ilusionados y sobre todo implicados. Aunque no soy el mejor para el networking, me gustan esos eventos. A ellos no tanto, sin embargo ahí estaban, haciendo preguntas, defendiendo su campo y estableciendo contactos.
  7. Estar más o menos al tanto de cada área. En mi caso no soy un experto en tecnología y me temo que nunca lo seré, pero sí puedo ponerme al día en ciertas cuestiones que me permitan entender en qué están trabajando.
  8. Formación. Relacionado con el punto anterior. En mi caso, uno de los motivos por los que estoy haciendo el Postgrado en Marketing Digital es porque vi que tenía aplicación práctica y directa sobre nuestro proyecto; además, es otra de mis pequeñas grandes pasiones. A la par de todo esto… libros, etc.
  9. Trabajar por objetivos. Fechas, proyectos o como sea más eficaz para cada grupo. Ayudará a mantener el ritmo de trabajo.

Hay muchísimas más cosas, pero hay mucho más por aprender. Recuerdo con especial cariño que hace un mes y medio nos visitó Miguel Ángel Cano, músico, pedagogo y productor musical con una experiencia bárbara en la industria. El verano pasado se ofreció a ayudarnos cuando le presenté nuestro proyecto; luego, aprovechando mi asistencia a Evento Blog, quedamos en Sevilla para entrar en más detalles, y después de varios e-mails y llamadas nos visitó acá en Granada.

Este encuentro era fundamental para mí. Quería que los chicos lo conocieran. Llevaba tiempo hablándoles de él y de sus consejos pero, dado que no domino todas las áreas, se perdía mucha información en el transcurso. Además, hubo un momento clave. “No hubiese venido si no creyera en este proyecto”. Estas palabras no sólo me alentaron a mí, sino que además al resto del equipo.

Lo mejor de todo es que al final es cuestión de equipo. Adelante.

Written by Josías De La Espada Sempris

6 julio 2009 at 6:35 pm

En época de “crisis”… conecta

leave a comment »

Hace un par de años realicé un proyecto de investigación a mi manera sobre Publicidad de Guerrilla. La investigación la centré en vida online, blogs, fotos, libros, informes, entrevistas y sobre todo en la gente.

Ahora mismo estoy echándole un vistazo a los apuntes del postgrado.  Si no me equivoco, estamos con la última asignatura: CRM y Fidelización.

Lo cierto es que aún sé muy poco sobre CRM, pero leyendo las opiniones de mis compañeros me vino a la cabeza un par de cosas que hoy recobran, a mi entender, enorme importancia en los tiempos que corren.

En épocas de crisis, las marcas que mejor resisten el abandono de los clientes son todas aquellas que más se han identificado con su cultura; aquellas que han conectado.

Esta cita corresponde al manuscrito que pienso retomar, así como la investigación, para considerar publicarlo, aunque quiero ampliar el enfoque con movimientos en social media.

Hace dos años no estábamos en época de crisis; no obstante, sorprende ver cómo tantas empresas pasan por alto la necesidad de conectar con sus clientes más allá de un buen producto, y en algunos casos más allá de un buen servicio.

En estos días supimos de la reducción de un tercio de la plantilla de Myspace. Castastrófico para unas 400 personas, desde luego, pero hay una realidad importante detrás: muchísimos cambios en muy poco tiempo en la sociedad online y en el panorama de competidores, y una empresa que no se adaptó a las exigencias reales de los clientes.

¿Están las empresas españolas preparadas para conectar con sus clientes? Empresas como Repsol supuestamente hacen uso de los medios sociales online para escuchar al cliente, otras simplemente están para tener presencia, otras para hacer branding, otras monetizan su paso… Pero, ¿realmente quieren conectar con sus clientes?

Written by Josías De La Espada Sempris

19 junio 2009 at 3:43 pm

Otro tipo de inversión

with one comment

Como casi todos los miércoles desde hace varias semanas, hoy almorcé con un gran amigo para hablar de nuestras cosas, saber cómo estamos, aconsejarnos y todo eso que bien hacen en llamar amistad. La rutina es casi siempre la misma. Uno de los dos (lo cierto es que casi siempre él, porque no le gustan los sitios que elijo :p) elije un sitio donde tomar unas cuantas tapas, pedimos algo y mientras vamos hablando.

Hoy ocurrió algo curioso. Ambos terminamos hablando del mismo tema. Vale, lo curioso no es que terminásemos hablando del mismo tema, sino que éste estuviese en consonancia con una de las campañas de comunicación interna en la que ahora estamos trabajando. Quizás que lo haga yo tiene algo más de sentido, por eso de la desformación profesional, pero me sorprendió muchísimo la pasión con la que un joven biólogo se aferró a uno de los temas que surgieron y cómo realmente lo vivía.

Invertir. Hay muchas formas de invertir. Y para los que estén con la mano en la cabeza por ver cómo va la bolsa, o cómo van sus inversiones en bienes y raíces, o en cualquier producto financiero, les daré el grato respiro por un par de segundos.

Mis10promesas.com es una campaña de comunicación interna (aunque abierta al público, como quien dice) preparada para Escuela Internacional de Gerencia. A pesar de todo el panorama que nos rodea en este momento, nunca debe haber excusa alguna para no mejorar, para crecer.

No obstante, tal como versa la web “el Año Nuevo es tradicionalmente la ocasión de formular una declaración de buenas intenciones, como dejar de fumar o ponerse a dieta, pero una de cada tres promesas son abandonadas al cabo de una semana, según un sondeo publicado recientemente”.

La acción propone a  alumnos, antiguos alumnos, profesores, colaboradores del centro, familiares y a otros, que elijan 9 promesas entre una lista para este nuevo año. Pero, unido a esto, da la posibilidad de proponer una promesa que cumplir este nuevo año.

Mi elección fue la siguiente:

  1. Perder miedo a experimentar.Recordar que la experiencia siempre es útil.
  2. Pasear sin rumbo por una gran ciudad una vez al año.
  3. Crear iniciativas innovadoras que aporten valor a mi entorno.
  4. Seguir creciendo. Vivir con intensidad. Mantenerme activo. Aprender algo nuevo todos los días.
  5. Entregar lo mejor de mí mismo.
  6. Aprender a expresarme mejor y mejorar mis habilidades para exponer mis ideas en público.
  7. Escuchar más que hablar.
  8. Dejar que fluya mi creatividad.
  9. Cumplir mis promesas. Comprometerme a llevar a cabo todo lo que me propongo.
  10. Invertir más en las personas y en mis amistades de forma personal.

La conversación con mi amigo giró en torno a la última promesa, “invertir más en las personas y en mis amistades de forma personal”. Es mi promesa, mi aportación a la lista, para este nuevo año 2009. Demasiadas veces se nos olvida la importancia de invertir en las personas, sobre todo en los más cercanos. Se nos olvida que, en cualquier ámbito, es importante saber escuchar, saber analizar lo que escuchamos, conocer más a las personas con las que nos relacionamos y saber cómo responder a sus necesidades, o simplemente cómo y cuándo guardar silencio.

En el mundo empresarial pasa “exactamente igual” que en el personal. Visto por encima, encuentro dos grandes diferencias:

  1. La comunicación de la empresa, en especial de las pequeñas y medianas empresas (pymes), tiende a ser unidireccional: “empresa habla a cliente lo que quiere decir, cliente ignora a empresa a no ser que no tenga otra opción”.
  2. El silencio es muy mala señal en el ámbito empresarial. Si es una empresa cercana a los medios de comunicación, éstos se encargarán de informar de lo que bien les parezca y cada cliente sacará su propia conclusión; la empresa en este punto “pierde el control”. Si es una empresa distante a los medios de comunicación (sea a través de relaciones públicas o de publicidad, e incluso marketing), el silencio además de ser mala señal produce la misma respuesta por parte de su target: silencio.

El pasado mes de octubre escribí un post sobre la comunicación y la crisis. Comunicar hoy día ya no es un lujo para las empresas, es una necesidad.

La crisis supone, para las más inteligentes, oportunidades para reestablecer lazos con los clientes. Muchas empresas bajan la retaguardia o simplemente desaparecen de las trincheras. Esta situación, triste para muchos, puede ser una oportunidad de oro para los que sepan mantenerse y logren comunicar confianza a pesar de todo.

Las empresas de hoy día deben comprender que sus productos y servicios, y en definitiva más bien deberíamos hablar de marcas (para quien haya creado ese concepto), se dirigen a personas y que por lo tanto la comunicación debe respirar ese aire personal.

Tanto oímos hablar hoy día de la publicidad 2.0, la comunicación 2.0… Tanta terminología en la que un montón de empresas intentan sumergirse, olvidando que el primer chip ha de estar activado: invertir en conocer su entorno, a su target, crear una relación. No me cabe en la cabeza una comunicación que intenta ser 2.0 (o como quieran llamarla) cuando ni siquiera ha hecho el leve esfuerzo de ser “0.0”, tomando como partida saber a quién quiero dirigirme, por qué, qué puedo aportar, etc.

Creo que invertir en personas debería ser una prioridad latente en todos nosotros; igual así mejoraban un par de cosas. He tenido el privilegio de contar con buenos maestros, desde mi trabajo, hasta varios amigos más cercanos y empezando por mi propia familia. Es cuestión de seguir aprendiendo y mantener el compromiso.