Va de comunicación.

Blog personal de Josías De La Espada Sempris

Reputación

with 2 comments

La reputación es algo que siempre ha existido; nos afecta a nivel particular y corporativo. Hoy día resulta obvio pensar que la opinión de amigos, familiares y contactos influye en la percepción de los atributos de una marca, e incluso en el paso final de adquisición de un bien/servicio concreto. De hecho, más del 40% de los lectores de blogs cambiaría de marca si leyera un comentario negativo en Internet.

Las herramientas para expresarse con libertar en la red son muchas, desde el clásico Youtube hasta Twitter, sin olvidarnos del lugar donde los estadounidenses pasan el 5,5% de su tiempo online, Facebook. comScore afirma que la citada red social tiene 100 millones de visitas únicas mensuales sólo en Estados Unidos; este dato ha permitido que la plataforma social entre en el pequeño “salón de la fama” de páginas que alcanzan dicha cifra, junto a otras como Google, Yahoo! Sites y Microsoft Sites.

Recientemente se dio un caso curioso que afecta tanto al plano offline como online de una marca conocida. Tal como cita Marketingdirecto, “H&M indigna a los consumidores por tirar a la basura la ropa que no vende”. La tienda más importante de la cadena en EEUU, situada en Herald Square (Nueva York), habría tirado ropa nueva y sin vender a la basura, previo destrozo. Este hecho indignó a varios seguidores de la marca, dada la utilidad que podría tener esa ropa para los indigentes de la ciudad.

La noticia tuvo cierto impacto, de la mano de soportes como The New York Times, seguido de blogs y webs informativas, Menéame, Twitter e incluso Facebook. A través de todos estos canales miles de usuarios expresaron su opinión sobre lo ocurrido y la imagen de la marca se vió muy perjudicada.

La respuesta de H&M ante lo ocurrido podemos verla en el siguiente comunicado vía muro de facebook:

We have examined the situation surrounding the garments
found outside of our 34th Street store. It is important to note that
these garments were already damaged, and did not meet our safety
standards or had been used for in-store display. Going forward, we are
reevaluating what we categorize as “damaged” garments and we co …ntinue
to be committed to donating as many of these items as possible to aid
organizations. H&M
annually donates hundreds of thousands of garments to charity
and aid organizations, and will continue to do so. For a list of
organizations and more information regarding our corporate social
responsibility, please visit http://www.hm.com/csr.

Los hechos han movido a la marca a cambiar su política a este respecto:

“We are reevaluating what we categorize as damage goods and how we discard what we are not able to donate… Everything goes through our warehouse, and from there we will determine where it is sent”. Más información aquí.

Un claro caso de cómo la presión de los opinadores en potencia, es decir los consumidores a través de social media, puede hacer que una gran compañía reaccione con rapidez. No obstante, ahora han de hacer el ejercicio de “limpiar” su reputación online y offline. Por ejemplo, si a día de hoy tecleamos “H&M” en Google.com nos encontraremos con que el tercer resultado es una noticia de The Guardian con el siguiente titular “Unsold H&M clothes found in rubbish bags as homeless face winter chill“. El cuarto enlace pertenece a Shine, de Yahoo, con el siguiente titular “H&M and Wal-Mart destroy and trash unsold goods“.

Resultados en Google.com para "H&M"

Imagen de resultados en Google.com para "H&M"

Ante situaciones como estas, no basta sólo con “borrar” esos resultados orgánicos de Google generando contenidos positivos indexables que “remuevan” los resultados no deseados a otras posiciones. Los opinadores empujan a la marca a ser consecuente. Al fin y al cabo se trata de reputación, es decir, “prestigio o estima en que son tenidos alguien o algo”, y hoy más que nunca este concepto pasa factura.

We have examined the situation surrounding the garments
found outside of our 34th Street store. It is important to note that
these garments were already damaged, and did not meet our safety
standards or had been used for in-store display. Going forward, we are
reevaluating what we categorize as “damaged” garments and we continue
to be committed to donating as many of these items as possible to aid
organizations. H&M
annually donates hundreds of thousands of garments to charity
and aid organizations, and will continue to do so. For a list of
organizations and more information regarding our corporate social
responsibility, please visit http://www.hm.com/csr.

Written by Josías De La Espada Sempris

11 enero 2010 a 10:33 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Buenísima entrada. Impresionante la influencia de Internet.

    E Clark

    21 enero 2010 at 2:16 pm

  2. Hola, ya hace mucho que no escribes.

    Aninha

    10 mayo 2010 at 3:56 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: