Va de comunicación.

Blog personal de Josías De La Espada Sempris

Social Media para tu empresa

leave a comment »

No pude evitar leer de principio a fin una de las entradas del blog de eTc, “Como lograr vender un proyecto de Social Media en tu empresa”. El motivo es más que evidente, cómo más que evidente es la respuesta. De hecho, empezaré por comentar cómo termina la entrada del autor: “Un principio con el que intentar convencer a los jefes que tienen la última decisión, de que se quiten de una vez la venda de los ojos”.

Sencillamente cierto. Los Social Media se han convertido en la respuesta directa de las personas de a pie de nuestros días para comunicarse de forma efectiva y eficiente en su relación con otros día a día. Por ello, aunque dependerá del producto, de los objetivos, del target en cuestión, del tipo de empresa y de otras variables, las empresas de HOY no deben quedarse atrás en la utilización de todas aquellas herramientas que maximicen un contacto casi directo con aquellas personas que, al final y al cabo, son las supuestas protagonistas.

Nuestra sociedad intenta día a día conectar con otras personas como ellos; con sus inquietudes, dudas, sugerencias, éxitos, fracasos, todo aquello que los hace aún más sociables, a pesar de que utilizan un medio de comunicación que durante años muchos expertos han tachado de “frío, distante…

¿Qué mejores herramientas que aquellas que componen las técnicas de social media? Hablamos de los blogs corporativos, de las redes sociales (internas, externas, abiertas, cerradas), o tantas como haya. En cuanto a los blogs coporativos, seguro que más de uno ha leído alguna crítica tajante sobre su utilidad y bla bla bla, pero el problema no está en formato como tal, sino en el fin que muchas empresas pretenden darle. Es como si, simplemente, cambiaran un anuncio en prensa a toda página por el de una entrada en el blog corporativo. Olvidan sin más que los tiempos han cambiado y que los consumidores somos algo más astutos que antaño y que ahora, en la gran mayoría de los casos, sabemos hacer lo que ellos intentan hacer.

En cuanto a las redes sociales, tampoco es cuestión de hacer lo que muchísimas empresas están haciendo, sea por rentabilidad económica directa o bien por hacer que sus marcas “conecten” con sus públicos objetivos: redes sociales por doquier. Muchas veces no cuestión de construir sin más, sino más bien de aportar, de incorporarse, de sumarse, de formar equipo con las herramientras que ya funcionan y están siendo utilizadas por otras compañías. Ahora bien, si tu competencia está de lleno en el sector, ojo al apunte, busca soluciones que no signifiquen copiarse, sino mejorar y aportar verdadero valor en función de lo que Fulanito y Menganito quieren, no en función de tus caprichos como responsable de dicha estrategia o simplemente porque todos lo hacen.

Comunicar a través de los Social Media es realmente barato, si lo comparamos con los medios tradicionales (llámense prensa impresa, radio, televisión, y, por qué no, meter banners por todas partes). Los mensajes a través de las redes sociales y herramientas similares fluyen de forma natural (o por lo menos eso se espera si se hace bien), espontánea, y al ritmo de la gente.

Lo importante es pensar en estrategias que permitan ayudar a alcanzar objetivos concretos. Comunicar por comunicar, o hacer el intento de, no es muy rentable que digamos, y no hablo solamente de dinero. Las empresas inteligentes deberían remplantear muchas de sus estrategias de comunicación para maximizar el impacto hacia aquellas personas que realmente les interesa, invertir en conocerlas, escucharlas y entonces actuar de la forma más efectiva en función de lo obtenido. Esa es la clave, que muchas veces se torna desafinada con demasiados anunciantes.

Lo espontáneo de los mensajes a través de las social media es otra buena razón por la cual una empresa podría plantearse la entrada en este mini mundo. La gente habla, intercambia, crea, opina, proyecta, en tiempo real, pausadamente, a su ritmo, pero nunca para.

la clave es simplemente ir donde están los clientes, no obligarlos a venir. Ahora bien, si damos aquello que el señor cliente quiere y así viene…

Written by Josías De La Espada Sempris

5 agosto 2008 a 7:33 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: